Polonia no está lejos

Entre sistemas es la primera gran muestra colectiva de pintura polaca contemporánea en España. La de Krzysztof Musiał, con cerca de mil piezas, es la colección privada más importante del país.

"Autorretrato". Antoni Starowieyski (2002-2004), 150 x 200cm, óleo sobre lienzo.
“Autorretrato”. Antoni Starowieyski (2002-2004), 150 x 200cm, óleo sobre lienzo.

“Alfred Jarry, en Ubú Rey, situó a Polonia en un lugar remoto. Poco menos hizo Calderón de la Barca siglos antes. A mediados del siglo XX, Witold Gombrowicz colocó a su propio país en las antípodas de Europa, asfixiada entre este y oeste. En la actualidad, la visión de Polonia en el exterior no corre mejor suerte, a juzgar por las escasas noticias que de ella se tienen y la casi nula incorporación de sus aportaciones a la Historia del Arte”. De esta manera, nos introduce Inés Ruiz Artola, la comisaria de la muestra, a esta exposición colectiva que reúne en el Centro de Arte Contemporáneo de Vélez-Málaga (Málaga) a más de una treintena de artistas, que va desde los años 50 hasta la actualidad. Esto nos lleva, inequívocamente, a hacer referencia a la realidad política y social que marcó al país antes y después de 1989.

Un cambio de sistemas (del socialista o comunista al capitalista) que se sigue percibiendo hoy en día en una ‘no sencilla’ transición. Desde esta perspectiva, es también interesante apreciar cómo entre países tan lejanos como España y Polonia, con regímenes autoritarios diametralmente opuestos, se han dado frutos artísticos (pictóricos en este caso) muy similares.

"Fairbanks", 2010. Jan Dziaczkowski. Óleo sobre lienzo, 120 x 150cm.
“Fairbanks”, 2010. Jan Dziaczkowski. Óleo sobre lienzo, 120 x 150cm.

Una lectura en varias capas que no podemos pasar por alto y que, esperamos, arroje luz a los estudios de arte actual bajo una perspectiva económica, política y social necesaria que, al tiempo, amplíe las fronteras del arte europeo que decimos conocer. Se presenta, pues, en palabras de la comisaria “una selección de artistas que han vivido (más o menos jóvenes) esta transición, que han tomado su pulso. Muchos de ellos la experimentaron en su juventud o madurez y se implicaron directamente con movimientos artísticos reivindicativos. Algunos se quedan en el intelectualismo de la abstracción geométrica, otros llegan a la abstracción matérica, otros se encaminan al colorismo, al pop, a la inquietud post surrealista y a muchas más opciones de sello absolutamente personal. Las opciones son infinitas. Esto es solo la punta del iceberg, pero con algo hay que empezar”.

"Sin título", 1985. Leon Tarasewicz. Óleo sobre lienzo, 170 x 130 cm (c/u)
“Sin título”, 1985. Leon Tarasewicz. Óleo sobre lienzo, 170 x 130 cm (c/u)

La muestra ocupa las seis salas del centro. Haciendo un recorrido por la exposición, en primer lugar encontramos una presentación de las tres generaciones, desde los clásicos con artistas como Fangor con el retrato del coleccionista, pasando por una generación intermedia y crucial como Ryszard Grzyb que muestran una clara irreverencia hacia el sistema político, y la generación de autores jóvenes representados entre otros por Kozera y sus collages. El recorrido continúa con la abstracción geométrica, donde predominan los grandes dípticos de Tarasewicz; la abstracción matérica con Lebenstein y lo orgánico con Bańda. Llama la atención la sala dedicada a los más jóvenes como Adach, Dziaczkowski, Starowieyski o Wilk que siguen acusando esa denuncia e irreverencia hacia el sistema de un modo a veces más consciente, otros más sutil, y otros ajenos, al menos en apariencia.

"Báscula infantil" 1954, Andrzej Wróblewski. Óleo sobre lienzo, 110 x 70,5 cm.
“Báscula infantil” 1954, Andrzej Wróblewski. Óleo sobre lienzo, 110 x 70,5 cm.

Por último, llegamos a la calma o relativa calma -estéticamente hablando-, una sala ocupada por la figuración, de las naturalezas muertas y la representación de la realidad más cruda de Wróblewski con su Báscula infantil o Bebé recién nacido, pasando por la exaltación de los colores de Polonia en la obra “Mitad de columpio” de Modzelewski, hasta los más jóvenes como Starowieyski con sus inquietantes autorretratos en interiores.

Es una exposición para ver con calma, incluso de esas que tienes que ver varias veces, para ir descubriendo ítems, semejanzas con el arte español posterior al franquismo, con el constructivismo ruso, con Kandinsky, incluso -cruzando el charco- con Edward Hopper. En definitiva, darnos cuenta de que “Polonia, no está tan lejos”.

Exposición:
Entre sistemas. Pintura polaca contemporánea en 
la colección de Krzysztof Musiał
Artistas:
Adach, Bańda, Bachorczyk, Borowa, Brzozowski, 
Ćwiertniewicz, Dobkowski, Dyndo, Dziaczkowski, 
Fangor, Grzybacz, Grzyb, Kałużyński, Karapuda, 
Kobzdej, Korolkiewicz, Kozera, Kubiak, Lebenstein, 
Modzelewski, Nowosielski, Sienicki, Sobczyk, 
Sobocki, Starowieyski, Staś, Stażewski, Stern, 
Stokłosa, Susid, Tarasewicz, Tatarczyk, Tarasin, 
Wilk, Wróblewicz, Ziemski.
Comisariado:
Inés R. Artola
Lugar:
Centro de Arte Contemporáneo Francisco Hernández.
Calle Félix Lomas 27. Vélez-Málaga (Málaga)
Fecha:
Del 10 de junio al 4 de septiembre de 2016
En colaboración con:
Galería aTAK (Varsovia) / 
Instituto Polaco de Cultura (Madrid)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close