El universo creativo de ‘Ellas’

El CAC de Vélez-Málaga inauguró el pasado 5 de marzo la muestra “Ellas. Creadoras de los siglos XX y XXI” con motivo del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo). Una exposición que recorre a través de 27 creadoras el arte contemporáneo en femenino.

“Durante la primera mitad del siglo XX las artistas siguen estando marginadas en líneas generales dentro del mundo del arte, salvo aquellas que pueden enmarcarse dentro de alguno de los movimientos de las vanguardias. Por eso, las artistas se ven obligadas a crear un arte singular, propio, calificado por la crítica como arte femenino. Es un lenguaje único, casi marginal que busca la conquista de la autonomía y que plantea interrogantes sobre su identidad a través, en muchas ocasiones, de planteamientos irónicos” comenta Marisa Oropesa, comisaria de la exposición.

Un instante de la inauguración

“La segunda mitad del siglo pasado es un terreno complejo, rico y contradictorio, en el que se funden las herencias genéticas de las artes aplicadas del periodo clásico (temas como niños, autorretratos, flores…) frente a performances, instalaciones y obras autobiográficas, que empiezan a atisbarse. Hasta mediados de la década de los sesenta los movimientos activistas de derechos civiles y las corrientes feministas no influyen en las corrientes artísticas. Entonces las artistas encuentran en las performances un potencial artístico e ideológico que analizan a través del discurso de su cuerpo.” añade Oropesa.

(De izquierda a derecha) Carmen Laffón, Isabel Quintanilla, María Moreno, Meret Oppenheim
(De izquierda a derecha) Carmen Laffón, Isabel Quintanilla, María Moreno, Meret Oppenheim

Nosotros iniciamos el recorrido en la planta baja, con las artistas más “domésticas”, como María Moreno, Amaia Avia, Carmen Laffón…empleando el término domésticas para referirnos tanto al soporte óleos de pequeño formato (la llamada pintura de caballete) como por el tema, retratos, paisajes, bodegones…Aquí nos encontramos además con las ‘mujeres’ de la escultura malagueña Elena Laverón, cuyas esculturas femeninas suelen tener, de la cintura para arriba, unos cuerpos esbeltos que se sutilizan y adelgazan a envolverse a la altura del rostro. De la cintura para abajo, en cambio, esos cuerpos se materializan, se ensanchan, endurecen, como si quisieran tornarse troncos de árboles para así enclavarse más profundamente en la tierra. Una afirmación clamorosa del cuerpo y ese “abajo” humano donde anidan los órganos de su animalidad: el sexo y las vísceras. Figura indivisible: cuerpo y alma, lo espiritual y lo material, lo demoniaco y lo angélico.

Imagen de la sala con las obras de Paloma Navares (derch.) y Concha García (izq.)

Subiendo por las escaleras llegamos a la primera planta, donde se nos abre un universo nuevo y nos recibe la escultura de Paloma Navares Rojo buganvilla. Heridas de amorA Stefan Zweig, Kostas Karyotakis y María Polidori. Las flores como metáfora de la mujer, el alma, la vida y la muerte. La condición fraccionaria y frágil (la vulnerabilidad) se intensifica en sus esculturas, formando una serie de collares y cortinas en forma de cascada. Cada pieza se articula a partir de múltiples secciones (la propia noción de fragmento implica ruptura, escisión, mutilación) de flores plastificadas, aprisionadas en meta relato (la soledad), frontera transparente que las convierte en objetos visibles pero inaprensibles (el deseo).

Siguiendo nos encontramos con la primera videocreadora Marina Núñez con su obra Multiplicidad. En la cual se muestran los propios ojos de la artista y cada vez que los cierra aparece un iris nuevo, hasta completar el ojo. Una obra que al principio nos puede resultar un poco ‘repulsiva’, realiza una indagación simbólica a la mitología griega, los cuales atribuyeron ceguera a la Fortuna y ojos vendados a Eros y Justicia. La propia artista comenta “¿Qué mal de ojo nos traerán estas pupilas multiplicadas si los que interpretan los sueños afirman que cuando la conciencia está en peligro de disolverse (la muerte) entonces muchos ojos miran al gravemente enfermo?” Esta idea se acrecenta ya que desde el punto de vista del psicoanálisis el ojo (y la boca) como imagen onírica símbolo que encubre al genital femenino.

IMG_5315
Imagen de la sala con las obras de Esther Ferrer, Cindy Sherman, Concha Jerez y Carmen Calvo

Encontramos nombres consagrados como los de Esther Ferrer y su Música celestial, donde la pionera de la performance en España fotografía su pubis y añade sobre él una partitura. Carmen Calvo y la obra Sudoroso y enfermos de contemplar aquello. Calvo es creadora de un lenguaje muy personal a través del cual, pretende denunciar la violencia de la sociedad, volviendo su mirada hacia la cultura popular y las raíces ancestrales como respuesta a los desafíos de la globalización. Concha Jerez y su ‘guiso’ (presenta la obra sobre una antigua estufa de cocina) Limite de la cotidianidad. La cual en su condición de artista conceptual trabaja, entre otras nociones, con los conceptos de la memoria y del paso del tiempo. La idea del paso del tiempo viene determinada por la acumulación de textos ilegibles o escritos borrados, idea de la autocensura que sigue presente.

En la última planta nos encontramos con Diana Larrea y su Serie Olimpia en San Francisco, la cual plantea una secuencia inspirada en las diferentes localizaciones de la película Vértigo en la ciudad californiana, a través de una protagonista de traje gris y pelo rubio recogido, tal y como aparecía la actriz Kim Novak. Y terminamos con la proyección de Skeleton de Marina Abramovic. Skeleton puede considerarse extraña e impactante. Pero en conclusión no es más que una autentica realidad: nos recuerda el peso de nuestros huesos, de nuestro cuerpo, de nuestra estructura, de nuestro estado de ánimo; del peso de la historia del comportamiento humano. La fusión entre performance-multimedia-arte concluye con un resultado de gran calidad, lleno de energía y de desolación, junto al toque de la muerte que nos recuerda que estamos vivos.

"Skeleton" de Marina Abramovic
Skeleton de Marina Abramovic

La comisaria termina este recorrido diciéndonos “En nuestros días, las mujeres son un elemento indispensable para la redefinición y la apertura de las categorías visuales y teóricas del arte. Esta exposición va a permitir acercar al público obras de algunas de las artistas más representativas de nuestros días. A través de distintos medios de expresión como la fotografía, el dibujo, la escultura o la pintura, nos sumergiremos en un mundo distinto. De esta manera seremos testigos directos de una nueva forma de transmisión de ideas y de valores, inherentes a cualquier cultura humana a lo largo del espacio y del tiempo”.

Publicada en http://papeldeperiodico.com/2015/03/17/el-universo-creativo-de-ellas/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close