Un cuerpo extraño en el museo

Durante el recorrido de la exposición, las pinturas de Rui Macedo (artista portugués nacido en Évora en 1975) se instalan en espacios cuidadosamente escogidos dentro del circuito del Museo de Artes Decorativas, de manera que nos sugieren otros discursos, otras lecturas, más allá de las existentes en el contexto museológico. Como observadores, vemos ampliar el imaginario de las obras expuestas. Vivimos nuevas experiencias gracias a la interacción que Macedo crea entre sus pinturas y las obras de la colección del museo. “Un cuerpo extraño” nos invita a mirar de otra manera el museo, sus piezas, recorridos… a no dar nada por sabido, a jugar con toda seriedad. Para ello, Macedo emplea tres recursos diferentes: en primer lugar, una cuidadosa selección de obras de los fondos del museo que desempeñan un papel distinto al habitual; en segundo lugar, una drástica transformación del espacio que modifica el punto de vista del espectador; y por último, Macedo aporta un total de 66 pinturas en las que emplea sofisticados artificios visuales. Pinturas que casi nunca toman la forma de cuadros puesto que, o bien se integran en el montaje o son precisamente cuadros que huyen de sí mismos.

paisaje
Paisaje. Rui Macedo

Desde hace algunas décadas los museos se han convertido en fuente de inspiración para los artistas. En Un cuerpo extraño es también el museo, y concretamente las convenciones de exhibición, circulación y contemplación que rigen en él, lo que ha inspirado a Rui Macedo, un artista portugués con una larga trayectoria de intervenciones de este tipo en museos históricos. Esta exposición/instalación, fue concebida por José María Parreño y Rui Macedo especialmente para las salas de la planta baja del Museo Nacional de Artes Decorativas. La intención de esta propuesta era, precisamente, conjugar, en este lugar y tal como se constituye el propio museo, piezas que, por su posicionamiento en el espacio expositivo, establecen relaciones de complicidad distintas de las que se establecen en una instalación museográfica convencional y prerregulada.
“No siempre un museo, es un mausoleo”. Toda una declaración de intenciones en esa cita del comisario de la exposición, José María Parreño. Sus palabras reciben al visitante nada más traspasar el umbral de la sala que da inicio a la exposición: escenas de costumbres. Y ahí mismo, atestiguando la rabiosa veracidad de esa sentencia, encontramos a Rui Macedo, arrodillado en el centro de la sala mientras dispone decenas de plintos que forman parte de la instalación.“Estos plintos normalmente son piezas que no se ven, que están ocultas, porque su misión es sostener las piezas que se muestran. Aquí, forman parte de la obra expositiva.” Una mesa preside la sala, mientras de las paredes cuelgan unos trampantojos de contraventanas que forman parte de ese juego audaz que propone Macedo entre la ruptura y la ortodoxia expositiva de los Museos. “La exposición se llama precisamente Un Cuerpo Extraño porque para mí, mi intervención en un museo así, siempre sería la de un cuerpo extraño. No podemos olvidar nunca dónde estamos. Mis pinturas intentan una ruptura. En las que he hecho para la exposición, persigo, en cierta manera, que mis pinturas se apaguen para dejar ver las construcciones y disposiciones extrañas, poco ortodoxas museológicamente, de los objetos que forman parte del museo”.
Para desarrollar este proyecto, Rui acudió primero a los almacenes del MNAD, y allí, de entre todos sus fondos, seleccionó una a una las piezas que ha ido incorporando a la instalación que ahora nos presenta. “El MNAD cuenta casi con 70.000 piezas en sus almacenes, se trataba de buscar elementos no disponibles habitualmente para el público. De hecho, algunas de las piezas que hemos seleccionado, nunca antes habían sido expuestas. La exposición se articula en torno a esas piezas, a la arquitectura de las salas y a la obra específica que he creado para la exposición”. En total, 66 cuadros del artista contextualizan un discurso expositivo en el que pintura y piezas de artes decorativas se interrelacionan para dar lectura a este “Cuerpo Extraño”. Un tren de mesas alineadas de diferentes épocas y estilos, recibe al visitante en la segunda sala, dedicada a las Naturalezas muertas: “Hago una relación con los géneros de la pintura, de hecho, la relación de los objetos que hay sobre las mesas están hechas a través de concepciones pictóricas de Morandi, el pintor de bodegones. Y justo a continuación de esta sala, incorporo la del retrato; me gusta establecer ese cruce entre la Naturaleza Muerta y el Retrato” Sigue Interiores, una evocación de la pintura holandesa de artistas como Vermeer. Y de dentro, afuera: el artista, nos enfrenta a la Vanitas. “La relación entre el espejo y la vanidad es clara, todos los espejos de esta sala son de la colección del museo y ninguno de ellos estaba expuesto. Todos están colocados de forma que al recorrer la sala, queden a la altura de la mirada para que el espectador se vea reflejado en el espejo y el cuadro de la calavera siempre le esté mirando desde todos los ángulos, lo que permite una misse en abyme, que va acompañada por cinco citas: dos del Eclesiastés y dos de Horacio, junto al Tempus Fugit latino”.  En la sala dedicada al Autorretrato, Rui muestra las piezas que expone a una altura inalcanzable para los ojos, mientras sigue evocando aún el eco de esos espejos a los que nos ha enfrentado en la sala precedente. De ahí, el salto, sólo puede ser ya al Paisaje. El cierre. Una profusión de marcos evoca aquí los nombres de grandes pintores, sin mostrar su obra. En lugar del lienzo, un gran abismo vacío que Rui pinta de un verde azulado, el color que inunda la sala “Aquí invito al espectador a llevar a cabo un ejercicio de memoria para recuperar en su mente esos cuadros, al mismo tiempo que juego con la idea del memorial” Voilá: Arte Contemporáneo. Un contundente broche al recorrido por esta exposición, que corrobora las palabras de Parreño, aquello de que “…el museo, no siempre es un mausoleo”; aunque de sus paredes, cuelgue la Historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close