La marca Thyssen sigue buscando afianzarse en Málaga

Con el arranque del año comienzan las valoraciones del año anterior por parte de los museos e instituciones, que a veces son buenas y, en otras, dejan un sabor un poco agridulce. Este es el caso del Museo Carmen Thyssen de Málaga, que en dos meses cumplirá dos años de vida, ha perdido 64.000 visitantes con respecto a su primer año, que obtuvo 184.000 visitantes y puso la miel en los labios de muchos. Las “señoras” tenían un museo donde entendían lo que aparecía en los cuadros, porque a ellas lo de Picasso no les iba mucho, una vez en el autobús escuché la conservación entre dos señoras en la que decía que “a ellas lo que les gusta son los paisajes y las figuras que puedan entender, que Picasso pintaba muy raro”, pero eso era cuando se inauguró, ahora la novedad ha pasado y toca hacer una verdadera reflexión sobre su gestión.
Gran parte de las visitas a un museo se producen por las exposiciones temporales, que juegan la baza de la novedad y, es por ellas, por las que el público vuelve a visitar un museo. En el caso de Museo Carmen Thyssen, empezaron bien, pero que muy bien, ‘La tradición moderna en la Colección Carmen Thyssen. Monet, Picasso, Matisse, Miró’, se nos anunció que después de ésta, vendrían Van Gogh, Sorolla, los impresionistas… pero la baronesa dio un golpe de efecto y trajo a Mercedes Lasarte, con obras de un cierto aire naif, que fuera por lo que fuese no supo atraer al público.
127299368El concejal de Cultural, Damián Caneda refirió varios motivos para justificar este descenso “Por una parte en el primer año de inauguración de un museo se registra una mayor afluencia de lo habitual y esta tendencia suele ajustarse posteriormente; y por otra la exposición temporal de Mercedes Lasarte no ha funcionado como esperábamos”. También hizo lo propio la directora artística del museo, Lourdes Moreno, “el Museo está comenzando su andadura y dos años es muy poco tiempo. Estamos asentado las bases de trabajo para el futuro. Nuestro deseo y nuestra voluntad es trabajar más para mejorar nuestros proyectos y nuestros resultados”.
Lo que sí es cierto, es que el Museo necesita replantearse como venderse de cara al público tanto malagueño como extranjero. La marca Thyssen no vende por sí sola, necesita de más incentivos, ya sea con exposiciones temporales de más renombre, con jornadas de puertas abiertas (algo que ha hecho el  Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, gracias a un acuerdo con MasterCard). Lo que sí es cierto, es que el museo malagueño no cumplirá el objetivo de ser autosuficiente en 2014, por lo que el Ayuntamiento de Málaga tendrá que seguir financiándolo para garantizar su funcionamiento, volverá a invertir 2,1 millones de euros, la misma cantidad que en 2012.
Lo que sí es cierto, es que la exposición temporal que acoge ahora el Museo “Anglada-Camarasa. Arabesco y seducción” deja un buen sabor de boca y, la próxima “Julio Romero de Torres. Entre el mito y la tradición” también se posiciona con buenas expectativas. Así mismo, el Museo inaugurará el próximo mes de marzo un nuevo espacio expositivo, la denominada Sala Noble, con una exposición de temática religiosa y que conectará temáticamente con las piezas que se exhiben en la sala dedicada a los Maestros Antiguos. Esperemos que este nuevo espacio, así como las actividades que se van a realizar, animen al público a visitar el Museo.

Publicado en Papel de Periódico:
La marca Thyssen sigue buscando afianzarse en Málaga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close