¿Y si Van Gogh no se hubiese suicidado?

¿Y si Van Gogh no se hubiese suicidado sino que su muerte hubiera sido fruto de un disparo de una segunda persona? Esta es la teoría que barajan los especialistas norteamericanos, Steven Naifeh y Gregory White Smith (ganadores de un Pulitzer por una biografía de Jackson Pollock).

Autorretrato. Van Gogh

Según nos ha contado la historia, Van Gogh sufría una depresión, por la que estuvo voluntariamente interno en un manicomio y, el 27 de julio de 1890, con 37 años, mientras paseaba por el campo, en la localidad francesa de Auvers, se disparó un tiro en el pecho con un revólver, no se dio cuenta de que su herida era mortal y volvió a la pensión Ravoux, donde murió en su cama dos días después, en brazos de su hermano Theo. Se ponía así fin a la vida atormentada de un artista y, empezaba su leyenda como genio del arte, con sus últimas palabras en su lecho de muerte “Yo arriesgué mi vida por mi trabajo, y mi razón destruida a medias”. Durante dos siglos se ha pensado que Van Gogh se suicidó fruto de esa depresión, de su mentalidad atormentada, ese hombre que dos años antes se había cortado el lóbulo de la oreja izquierda, no la oreja completa como se dice. Desde siempre a la sociedad nos ha gustado el morbo, nada como un suicidio para hacer inmortal a un personaje:  Marilyn Monroe, Elvis Presley, Amy Winehouse o Whitney Houston, entre otros, pero quizás debamos borrar un nombre de esa lista, el de Vicent van Gogh.

Esto es lo que pretenden demostrar, Steven Naifeh y Gregory White Smith, que Van Gogh murió por una segunda persona. En su muerte hubo demasiados interrogantes que no obtuvieron respuesta, no apareció el arma, ni los utensilios de pintura, ni el lienzo, no hubo testigos, tampoco se le practicó la autopsia, hecho extraño, debido al raro ángulo desde el que entró la bala que rebate la teoría del suicidio, el disparo se produjo desde lejos. Su teoría apunta a que Van Gogh murió en un incidente con René y Gaston Secrétan, dos hermanos veraneantes en Auvers a quienes frecuentaba el pintor, seguramente fue René, el pequeño de los dos hermanos, quien disparó, pues siempre portaba una vieja pistola del calibre 380. También se rebate el lugar de su muerte, no murió en un trigal sino en el camino del caserío de Chanpoval. Aunque han tenido numerosos apoyos, el Museo Van Gogh en un comunicado ha manifestado que sería prematuro descartar  la idea del suicidio, por lo que aún sigue siendo una hipótesis.

Quizás una de las muertes más trágicas del siglo XIX, acabe siendo un simple accidente fortuito de dos niños que jugaban a cazar animales con una pistola. Quizás el atormentado Van Gogh no estaba tan loco como pensábamos. Quizás el Van Gogh que conocemos no hubiese sido quien es sino hubiese muerto de forma trágica. Quizás Vicent van Gogh solo era un hombre que tenía una forma diferente de ver la realidad.

PUBLICADO EN: http://papeldeperiodico.com/y-si-van-gogh-no-se-hubiese-suicidado/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close