Cultura para el cambio social

Tres días en los que pensadores, políticos y artistas debatieron sobre el presente y el futuro de Europa desde la Cultura.

Wroclaw. Capital europea de la Cultura 2016

Bajo este lema se inició, en septiembre del año pasado, el Congreso Europeo de la Cultura, celebrado en la ciudad de Wroclaw, elegida recientemente capital europea de la cultura para el año 2016 junto con Donostia-San Sebastián, organizado por Polonia con motivo de ostentar la presidencia de turno de la Unión Europea. Un programa de debates en torno al futuro de la cultura de Europa y su papel en los cambios sociales que afronta el continente, programa influencia por el libro de Zygmunt Bauman titulado La cultura en la modernidad influyente, pretende demostrar que la cultura es una de las áreas más importantes y diversas de la civilización, además, traza el escenario de su desarrollo, para tratar de responder a una pregunta en relación con la cultura: la cultura, ¿es un camino concreto, o más bien se trata de senderos muy diversos? ¿Debería tratarse de enlazar las diversas tendencias para formar una especie de unión cultural europea, o la fuerza de la cultura radica precisamente en esta diversidad?
Para Bauman, “el futuro político de Europa depende de la suerte de la cultura europea”, además, “el mundo se está transformando en un mosaico de diásporas, en un archipiélago de culturas”, por eso apuesta por confeccionar una nueva biblioteca de Alejandría. Para Philippe Kern, la cultura hay que situarla en el centro del discurso social y económico de la nueva sociedad. Actualmente la industria cultural proporciona millones de empleos supone una parte importante del PIB, es nuestro principal recurso económico, ya que cuando hablamos de innovación, no solo nos estamos refiriendo al campo de la tecnología, sino también al de la cultura, ya que el primero bebe de las ideas y tendencias que surgen del segundo. La cultura tiene una dimensión añadida, crea solidaridad entre la gente y esto es lo que ahora necesita Europa. La unidad de Europa debe tener en cuenta la diversidad. Solo así se puede llegar a la totalidad de Europa, con todas sus tradiciones, complejidades, culturas, lenguas, religiones y, en definitiva, con toda esa magnífica diversidad.
Una de las problemáticas que se debatieron en este Congreso fue la de separar o al menos delimitar los conceptos de cultura y arte, o por el contrario difuminarlos. Gerald Matt, director de la Kunsthalle de Viena, afirma que una cosa es la cultura y otra muy distinta el arte que realiza a título individual una persona. Bauman en su ensayo Cultura en el líquido mundo moderno, reivindica Polonia como la potencia cultural de la Europa del Este, así como su herencia cultural europea como la mejor arma para salir de la crisis.
En definitiva, ¿es la Cultura el salvavidas de Europa? Y lo más importante ¿estarían los políticos realmente dispuestos a apostar por la Cultura como motor económico?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close